domingo, 16 de noviembre de 2008

LUIS SANTIAGO: NO ESTÁ MAL


Caminando sobre nubes se le puede ver,
ilusionada ante el amor que ha pensado tener,
dibujando corazones se pasa los días,
esperando suene el teléfono para que alegre su vida.
Pero ha olvidado en su vida un detalle importante,
y es seguir dirección de Dios antes de enamorarse...

No está mal pensar en el amor, no está mal,
es bello y puro, si es bendecido por Dios...


De pronto pasan los años y deciden casarse,
ella no para de llorar y hasta ha pensado en suicidarse.
Tiene un pequeñito que es glopeado por su padre,
y no asisten ni a la Iglesia por miedo a que regresen tarde.
Desesperada grita: ¡¿Señor..., porqué a mí...?!,
y es que la desobediencia la ha llevado a sufrir...

No está mal pensar en el amor, no está mal,
es bello y puro, si es bendecido por Dios...
No está mal llegar a enamorarse,
si en tu corazón a Dios ya le pediste antes...


No está mal pensar en el amor,
es bello y puro, si es bendecido por Dios...
No está mal...



¿SABEMOS LA DIFERENCIA ENTRE CAPRICHO, ATRACCIÓN FÍSICA, U OTROS FACTORES QUE MUCHAS VECES NOS LLEVAN A ERRAR EN ALGO TAN IMPORTANTE COMO EL ENLACE MATRIMONIAL...?
HOY EN DÍA HASTA LOS NIÑOS DE 12 AÑOS SE SIENTEN POCA COSA SI NO CUENTAN CON UNA POLOLA (NOVIA), A SU LADO. LAS MUCHACHAS Y MUCHACHOS SE ENTREGAN FÁCILMENTE A LAS PASIONES FÍSICAS DEBIDO A LA PROMISCUIDAD QUE LES OFRECE LA TELEVISIÓN QUE LES BOMBARDEA DIARIAMENTE EL CORAZÓN CON INMORALIDADES QUE PARECEN NORMALES, PERO NO LO SON, PRUEBA DE ELLO SON LOS MATRIMONIOS DISUELTOS Y PAREJAS QUE VIVIERON UN TIEMPO EN CONCUBINATO PARA SER FINALMENTE DESHECHAS POR LA DECEPCIÓN.
ES UN MAL MODELO LA TELEVISIÓN. NO ES REAL. LO QUE SÍ ES REAL SON LOS MILES DE NIÑOS SIN SUS PADRES O MADRES, Y LOS NO MENOS MILES DE HOMBRES Y MUJERES DESPECHADOS Y DESTROZADOS POR LO QUE CREYERON ERA AMOR...Y SÓLO FUÉ UN EFÍMERO CALOR QUE SE EXTINGUIÓ CON LA PRIMERA BRISA...

1 comentario:

Di@nit@ dijo...

waaao tienes mucha razon!!! Hay q pedir direccion de Dios antes de enamorarse, porq la desobediencia se paga caro!
Diana Montero
Venezuelacoun